Inclasificable

13 04 2013

PañueloDesde que el mundo es mundo, toda sociedad ha estado formado por miembros que desempeñan un papel, cuanto más se avanza más variopintos y difíciles de clasificar son, sin embargo, cada uno de nosotros puede llegar a saber cuál es el papel que nos ha caído en gracia o en desgracia, por ejemplo: uno de los roles más habituales y que pasan más desapercibidos es el kleenex o pañuelo, este ser puede parecer normal, es un ser que parece que puede llegar lejos y que puede hacer lo que quiera con su vida, sin embargo, nada más lejos de la realidad, los que desempeñan este papel, son seres incapaces de sentir, que sienten pánico cuando algo o alguien atraviesa su frágil coraza, porque si, parecen extremadamente fuertes y bruscos, pero hasta la más leve brisa puede hacer que se rompan de forma definitiva e irreparable, estos seres son denominados pañuelo porque prefieren que los que les rodean sean felices y vivan su vida antes que hacerlo ellos mismos, cuando se les necesita acuden con presteza a la llamada, además hay algo en su naturaleza que hace que la gente hable, son psicólogos natos, no sólo saben escuchar si no que son capaces de ver más allá de las palabras.

Visto así podría parecer que es un papel imprescindible para la sociedad, pero no es así porque como su nombre indica, cuando aquellos que les rodean dejan de necesitarles vuelven a esa constante oscuridad en la que viven, no saben pedir ayuda, no pueden pedir ayuda, son autodestructivos, son inseguros, son seres tristes patéticos y total y absolutamente prescindibles, ya que si desaparecen nadie les echará en falta, todo su entorno seguirá igual, nadie llorará su desaparición al igual que nadie apostaría nada por ese ser, son seres que saben que si alguien consigue pasar de esa capa de cinismo verán la verdad, y saben (algunos por las propias experiencias, otros por las ajenas) que aquel que ve esa verdad siente una repulsión inmediata hacia esa ser, si sois lectores ligeramente observadores os daréis cuenta de que en todo el escrito no se ha utilizado  en ningún momento la palabra persona y en su lugar se ha utilizado la palabra ser, y no, no es como muchos pensarán una forma de escribir, el evitar esta palabra es porque no son como las personas, durante su existencia han sido tan machacados, tan maltratados que no desean sentir, sólo quieren sobrevivir, pero no vivir, prefieren no estar ni bien, ni mal a sufrir otra decepción, y como es obvio un ser que no quiere y en muchos casos que no puede sentir es un autómata, un zombie, un ser privado de toda humanidad al que le indiferente vivir que no hacerlo, si alguien lee esto probablemente pensará que un ser con una existencia tan triste debería plantearse desparecer pero lo pañuelo son demasiado cobardes como para hacerlo, no se dan la suficiente importancia a si mismos como para creer que merecen tal esfuerzo.

Así que así es la existencia de nosotros, los pañuelos.





Sin palabras…

23 02 2011

Muammar Gaddafi prometió morir en Libia como un mártir en un exaltado discurso por televisión el martes, luego de que soldados rebeldes dijeron que una región del este del país se había liberado de su control en medio de una efervescente revuelta.

“No voy a dejar esta tierra, moriré aquí como un mártir”, dijo Gaddafi en el canal estatal, negándose a ceder a las demandas de sus propios diplomáticos, soldados y manifestantes, que claman en las calles que ponga fin a su Gobierno de cuatro décadas.

Más temprano, testigos que huían hacia Egipto a través de la frontera indicaron que Gaddafi está usando tanques, aviones de guerra y mercenarios para luchar contra crecientes manifestaciones en su contra.

Cientos de refugiados se dirigían a Egipto a bordo de tractores y camiones, describiendo una ola de matanza y pillaje desatado por la revuelta.

En la ciudad de Al Bayda, el residente Marai Al Mahry 26 personas, murieron a tiros durante la noche a manos de leales de Gaddafi.

“Te disparan sólo por caminar por la calle”, dijo, llorando inconsolablemente mientras pedía ayuda.

Los manifestantes eran atacados con tanques y aviones de guerra, declaró.

“Lo único que podemos hacer ahora es no rendirnos, no entregarnos, no retroceder. Moriremos de cualquier forma, nos guste o no. Está claro que no les interesa si vivimos o no. Esto es genocidio”, dijo Mahry, de 42 años.

Human Rights Watch dice que al menos 233 personas han muerto y grupos de oposición estiman cifras mucho mayores, pero es imposible tener una verificación independiente..

Refugiados que huían hacia Egipto narraron una ola de violencia y crimen.

Los guardias libios se retiraron de su lado de la frontera y los nuevos gobernantes militares de Egipto – que asumieron el poder tras la caída de Hosni Mubarak el 11 de febrero – dijeron que el cruce principal se mantendrá abierto las 24 horas para permitir el ingreso de enfermos y heridos.

Con las luchas intensificándose en todo el país, algunos partidarios de Gaddafi comenzaron a abandonarlo. El embajador del país en India, Ali al-Essawi, renunció a causa de la represión.

“La caída de Gaddafi es el imperativo del pueblo en las calles”, declaró.

Todo esto no es más que un pequeña parte de todo lo que allí sucede ahora, de todo lo que lleva años sucediendo, cosas de las que nadie se ha preocupado antes y ahora de repente a todo el mundo le entra un ataque de histeria ( hipocresía) por algo que ya sabiamos o intuiamos que ocurría y que sin embargo parecía más fácil hacer la “vista gorda”, y yo me pregunto ¿Por qué ahora?, me parece importante que se den a conocer los problemas del mundo, me parece bien concienciar a le gente, pero no me parece bien manipular a costa del sufrimiento de otros, y que todos nos echemos las manos a la cabeza y nos lamentemos, pero que nadie haga nada útil de verdad para ayudar a toda esa gente que de verdad está luchando por sus derechos, por una vida…





Soledad…

27 01 2011

Cada día avanzamos en tecnología, cada vez son mas los aparatos, los programas… que se hacen para acercarnos unos a otros, pero esto es un arma de doble filo, ya que a la vez que nos comunicamos mas con la gente, allegados, amigos, gente nueva que conocemos… cada vez que hacemos esto nos distanciamos más los unos de los otros, cada vez es más la gente que se siente sola, abandonada y tristem y no hablo solo de ancianos, hablo de gente de todas las edades, el ser humano cada vez está más deshumanizado. A donde vamos a llegar…